El nuevo Seo frente a las redes sociales

| 0

Hace poco vaticinaba en Twitter que en un futuro no muy lejano el término SEO abandonará su significado actual, Search Engine Optimization, para pasar a ser Social Engagement Optimization. Ya se habla de Social Engine Optimization, pero en mi opinión, esta acepción se queda corta si hablamos de Marketing, ya que no basta solo con que nos encuentren. Los consumidores deben participar en la evolución de la marca, desarrollando una relación con la misma.

Con la última actualización de Google por todos conocida, Penguin, se ha hecho evidente que el SEO, hoy más que nunca, está íntimamente ligado a la generación de contenido de calidad para conseguir relevancia y mejorar la reputación online. Ya no basta con tener enlaces repartidos por varios blogs de relevancia con anchor texts ajustados al milímetro. De hecho, Penguin, en una de sus características más polémicas, puede llegar a penalizar nuestra página web si considera que hemos incurrido en tácticas de sobre-optimización.

Estamos en la era de la web social, y poco a poco los principales buscadores van a ir transformando las páginas de resultados en “SERP’s sociales”, priorizando aquellas webs en las que nuestros círculos de amigos o conocidos hayan declarado afinidad o interactuado previamente.

Por eso, ahora que los esfuerzos del Social Media Marketing van encaminados a encontrar aquellos lugares en los que la audiencia potencial pasa su tiempo interactuando y compartiendo contenidos, hay que tener en cuenta más que nunca a las Redes Sociales a la hora de realizar un correcto trabajo de optimización SEO.

Se ha hablado hasta la saciedad de la importancia de Facebook y Twitter en nuestra estrategia de marketing. Sin embargo, hay otras 2 redes sociales que no han generado tanto ruido:
La importancia de Google+

La red social de Google no ha parado de generar controversia desde su aparición. Su despegue fue vertiginoso, llegándose a hablar de un Facebook-killer, para poco después resaltar su estancamiento en cifras absolutas, y de como iba alejándose del modelo social de Facebook para entrar de lleno en el de Twitter.

Pues bien: ni uno ni otro. Google+ no ha hecho más que arrancar, y está dando sus primeros pasos. Debemos olvidarnos del término “red social” para hablar de Google+, y pasar a hablar de “capa social”. Al igual que en Google Docs varias personas pueden editar documentos en la nube, parece que este camino es el que tomará Google+, fusionando las búsquedas con el social engagement del que hablábamos al principio. Debemos estar presentes en Google+, y saber cómo sacarle partido:

No te olvides de incluir toda la información necesaria en el perfil, y un link a tu página web.
Optimiza tus círculos: añade a aquellos que aporten valor añadido, y segméntalos por categorías.
Comenta sin miedo. Genera conversaciones interesantes.
Crea contenido original y relevante para tu nicho de mercado.
Aprende cómo utilizar la etiqueta rel=”autor” para asegurarte de que no te plagien y evitar el contenido duplicado.
Incluye el botón +1 en tu web de forma visible e incita a hacer click.

Youtube: un canal de contenidos a 24 fotogramas por segundo

Cuando hablamos de la importancia del contenido para nuestra estrategia de marketing, no debemos reducirlo a texto e imágenes. Los vídeos son un importante nicho de contenido que se está haciendo un hueco en las páginas de resultados de Google. En Youtube se suben 60 horas de vídeo cada minuto. Asusta, verdad? A la hora de optimizar contenido para Youtube, comprobarás que no difiere demasiado de la optimización SEO tradicional:

Utiliza títulos y descripciones certeras y ajustadas al contenido.
Incluye al menos entre 5 y 7 palabras clave relevantes en las tags del vídeo.
Youtube da prioridad a los vídeos más populares, por lo que es imprescindible lograr la mayor cantidad posible de visitas en un corto periodo de tiempo desde que el vídeo sea publicado. De nuevo, generemos contenido de calidad y estaremos más cerca de conseguirlo.
Links entrantes: al igual que en el SEO tradicional, es importante conseguir que la gente comparta tu vídeo, integrándolo en páginas web fuera de Youtube.
Rankings y comentarios: cuantos más “Me gusta” tenga el vídeo, mayor prioridad tendrá para Youtube.

No lo olvides: be social, my friend. Pero además de todo esto, no dejes de repasar otros errores en la estrategia SEO.

Dejar una opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.