Las gangas resultan costosas en las páginas web

| 0

El lanzamiento del nuevo programa Thimble de Mozilla, un servicio de creación de páginas web para novatos, reaviva el debate acerca de la necesidad de un diseño web profesional para las empresas y el precio del mismo.

Al contratar servicios de diseño web baratos, su empresa corre el riesgo de que las pérdidas resulten mucho mayores al supuesto ahorro en gastos. Es cierto, que programas como el de Mozilla permiten diseñar y crear webs de manera sencilla e intuitiva, pero ahorrar en la promoción de su negocio puede convertirse en un verdadero problema para su empresa.

Existen muchas páginas que permiten desarrollar webs a partir de unas plantillas y mantenerlas alojadas durante un tiempo de manera gratuita, pero ¿realmente esas webs son efectivas? Se supone que un buen diseño web debe ser original y personalizado para cada tipo de empresa e ir acompañado de una estrategia comercial que refuerce la estrategia de marketing de la empresa.

Entre los problemas que reportan estos servicios tan baratos encontramos que usted crea que su sitio web está siendo visto por sus clientes, pero en realidad su web no se está promocionando porque no puede localizarse a través de los buscadores, o que la velocidad de carga de la misma sea tan lenta que sus clientes terminen marchándose a la web de la competencia, incluso que la publicidad de la empresa que ofrece el servicio sea tan grande que su logotipo pase casi desapercibido.

Contratar a una empresa de diseño web le reportará una atención personalizada y la posibilidad de contar con un soporte en el momento que lo necesite. El servicio de diseño web es necesario para los negocios no sólo por el puro diseño en sí, sino porque además optimizan las webs para los buscadores eligiendo las palabras clave más apropiadas, crean aplicaciones únicas para interactuar con los clientes, etc. Además, los diseñadores profesionales ponen a su disposición toda su experiencia en el asesoramiento del diseño adaptándolo a su imagen y en la distribución y redacción de los contenidos, de manera que una web consiga un diseño inteligente y práctico.

Todo esto no quiere decir que el diseño deba ser excesivamente caro, sino que debe ser hecho por profesionales. No es necesario hacer una web muy compleja y recargada; sino una web con la estética, sencillez, y funcionalidad como valores principales, pero sobre todo, adaptada a las necesidades de su negocio.

Dejar una opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.